fbpx
Mi nombre es Lisaura y soy Publicista. Esposa y mamá de un hermoso perrito llamado Milo. Me encanta crear contenido para marcas, amo tomar fotografías y crear videos de storytelling, Mi pasión es enseñarte y apoyarte en conquistar tus sueños.

Blog

Home  /  SPEAK WITH THE HEART   /  ¡Emociones! ¿Cómo me he sentido en el último año?

¡Emociones! ¿Cómo me he sentido en el último año?

¡Hola Chicas!

Desde hace mucho tiempo no me sentaba a escribirles, me siento super extraña retomando algo que me apasiona, como es escribir.

¿Cómo empiezo a contarles todo lo que ha sucedido en mi interior?, les compartí en mi canal de youtube (click aqui) lo que significó el año 2017 para mi, pero no les compartí las emociones que traigo conmigo desde ese momento.

Para plasmar lo que he sentido me reuní con Jochy Campusano y Yamila Lebron  para desarrollar la idea que tenía en mente. Desde el momento que le escribí a Jochy dijo ¡Si! para nuestra colaboración. Las fotografías fueron tomadas sin retoque ni edición, solo en escala de grises (black and white) para dejar fluir el concepto. De igual forma,le escribí a Candy de Sofapparel y sin duda se unió.

Empecemos a hablar…

¿Cómo me he sentido en el último año?

Soy totalmente honesta cuando les digo que mi corazón tuvo un sin número de emociones…en lo profesional mi agencia creció como no lo esperaba, tuve exposición para lograr captar nuevos clientes y pude promover un workshop que quería desde hace tiempo desarrollar, a nivel profesional les puedo decir que fue un excelente año.

En lo personal, vivi un sin número de emociones que me han hecho más fuerte pero a su vez pusieron a prueba parte de mis fortalezas.

incertidumbre

La incertidumbre: Fue parte de mi año, no les puedo explicar las veces que sentí que iba en picada, vivir la enfermedad de un ser que tanto amas puede provocar en ti una gran inestabilidad emocional. Sin salud, señores, no hay vida. Mis sueños tomaron una pausa y mi energía estaba volcada en apoyar y ver a mi madre con salud.

Paz

Paz y serenidad: Aunque el panorama no era siempre el más positivo, encontraba la paz que necesitaba en Dios. Escuché un silencio enorme por mucho tiempo, oraba, volqué todo lo que era negativo dentro de un tazón que le entregué a Dios. Por más difícil que era la situación siempre, siempre encontraba esa serenidad en la oración.

Y les confieso, que cuando mami falleció no pude orar de la misma manera. Estoy consciente que el encuentro de mami con Dios no tiene que ver nada con mi deseo de que ella se quedara en la tierra. Es estrictamente la relación de mami con Dios y era su momento de encontrarse mutuamente.

¿Que duele? Claro que duele, pero no es mi decisión y respeto cada una de las decisiones que Dios tiene para mi y mi familia. No cuestiono, no dudo ni mucho menos.

tristeza1

Tristeza: Esta es la parte que más duele, cuando vives la muerte de un ser querido que ha pasado por alguna enfermedad y te has dedicado a cuidarlo y estar ahí, al partir, sientes como una sensación de dolor, de tristeza, de vacío pero a la vez eso que tanto apretaba tu pecho, se libera y da paso a un sentimiento de desconexión. Los que han perdido a un ser querido puede entenderme.

No sabes muy bien cómo digerir lo que estás sintiendo, solo lo sientes y ya está.

La tristeza es una emoción que puede irse y venir en cualquier momento, no es permanente. Pero cuando los recuerdos me invaden es imposible poder reprimir, al contrario, me libera el llorar.

ira

Ira: Es básicamente una emoción que predominó durante el 2017 , ¿por qué? tenía enojo por esas situaciones que no dependen de mi. ¿Por qué a mami? No lo sé, y nunca lo sabré son cosas que pasan. Pero muchas veces me enojaba sin razón de ser y entendía que era parte de todas las emociones que estuve viviendo.

Todos en algún momento hemos vivido estas emociones. No se limita a un instante solamente, sino a un sin número de circunstancias que nos hacen vulnerable ante dicha situación.

Por mi parte, creo que las cosas que pasaron y las emociones que viví me han hecho más fuerte, abierta al cambio y sobretodo a que estamos aquí pero no sabemos cuando no estaremos.

Esa frase me ha dejado marcada, la vida es nada…

Recuerdo que mami siempre se preocupaba por sus cosas y al momento de irse y nosotras tener que recoger sus pertenencias nos dimos cuenta de que nada somos, todo por lo que trabajó y luchó se quedo aquí en la tierra… (Casa, vestimenta, carro…) todo y finalmente alcanzó por lo que siempre realmente se preocupó… encontrarse con su Dios.

Con esto, quiero decirles que todos pasamos por momentos difíciles y momentos felices, depende de nosotros encontrar ese balance que nos ayude a ver a la vida con lo que realmente vale la pena; el amor, la familia, esos momentos que siempre quedarán guardados dentro de tu mente y corazón.

Las emociones son parte de nosotros como ser humano, dejemos que fluyan con control sin hacer daño a nadie, y dejando que sane dentro de nosotros las heridas que nos marcan para poder alcanzar otro nivel espiritual más profundo y real.

Los quiero,

 

Besos Li

Sorry, the comment form is closed at this time.