fbpx
Mi nombre es Lisaura y soy Publicista. Esposa y mamá de un hermoso perrito llamado Milo. Me encanta crear contenido para marcas, amo tomar fotografías y crear videos de storytelling, Mi pasión es enseñarte y apoyarte en conquistar tus sueños.

Blog

Home  /  GrowRoom   /  Planificando tu sueños

Planificando tu sueños

Hello dear brave one!

Que extraño se siente decir “planificar tus sueños” cuando el 2020 nos sorprendió e interrumpió el calendario para enseñarnos mucho más de lo que imaginábamos. Este año a mi me ha regalado la mejor de las enseñanzas y quiero compartirlo contigo antes de que empecemos a hablar de planificación.

No tenemos el control de nada.

Una ilusión que hemos creado. De tener que tenemos control de lo que va a suceder o está sucediendo en nuestra vidas. Solo podemos aferrarnos a un Dios que dejó a su hijo para enseñarnos que ni él mismo tenía control de nada sino a aprender a confiar en el Padre. Mitad hombre, mitad Dios… sintió como tú y como yo, pidió que se le quitara la prueba igual que tu y que yo…

Una realidad que nos cuesta asimilar en medio de las circunstancias que queremos controlar y/o manipular para que se den como queremos. 

El 2020 nos vino a enseñar que solo podemos vivir el aquí y el ahora. 

El cambio empieza desde el interior

Ocupamos el tiempo en tantas cosas.

En Eclesiástes 2 22-25

22 Pues, ¿qué gana el hombre con todos sus esfuerzos y con tanto preocuparse y afanarse bajo el sol? 23 Todos sus días están plagados de sufrimientos y tareas frustrantes, y ni siquiera de noche descansa su mente. ¡Y también esto es absurdo!24 Nada hay mejor para el hombre que comer y beber, y llegar a disfrutar de sus afanes. He visto que también esto proviene de Dios, 25 porque ¿quién puede comer y alegrarse, si no es por Dios?

No importa lo que hagamos en la tierra, si nos quita nuestra paz. No afanamos tanto por el hacer que olvidamos el SER.

El cambio interior empieza con vernos desde una perspectiva vulnerable y nuevo enfoque. Solo sucede cuando internamente estamos en ese camino. ¿A mi? me llegó cuando se derrumbó muchos sueños que tenía para mi y comencé a preguntarle a Dios, ¿cuál es el sueño que TÚ quieres para mi?

Dejar el afán por TENER y OBTENER para comenzar a crear una nueva conciencia de SER y todo lo demás vendrá por añadidura.

La paz mental es un trabajo diario de escudriñar nuestras heridas. No es un trabajo bonito sino doloroso, de limpiar las raíces amargas y comenzar a pegar cada pieza con una nueva mentalidad hacia la vida. 

Vivir el aquí y el ahora.

La lección más grande del 2020. Siempre miraba hacia adelante y pocas veces miraba el ahora. Vivía constantemente en un mundo de visiones para el mañana sin aprender a traer esa visión AQUÍ. Cuando digo traerla, es interactuar con ella, en ese lugar donde visualizo pero como si estuviera pasando ahora.

Igual en este momento, ¿estás disfrutando lo que estás haciendo?¿estás mirando los milagros que pasan a tu alrededor? … sea cual sea tu realidad en este momento, tómate un momento para agradecer por todo lo que eres y lo que te rodea. Mirar el presente es un acto de amor y gratitud.

Estas lecciones las llevo conmigo como un tatuaje que me recuerda constantemente que quien soy hoy es un milagro que tiene nombre y apellido porque Dios así lo quizo.

Ahora bien, después de escuchar esto, te pregunto: ¿cómo quieres planificar tus sueños? tomando en cuentas áreas de tu vida donde te hace falta paz, alegría, bienestar…

PLANIFICACIÓN DE SUEÑOS.

Aquí voy a ser bien corta y precisa.Que las cosas no se dieron como tu quisieras que fueran no significa que ya los sueños hay que guardarlos en un gaveta.

No se dieron por que era el momento y hoy necesitas de ti para construir ese fuerte de pensamientos positivos que te permitan ver el panorama desde la FE.

Ahora bien, 2021 es un nuevo año y con él viene la ilusión de nuevos sueños o de recuperar lo que el 2020 se ha llevado. 

Confío en tu valentía, si, somos valientes, ¿viste todo lo que pasamos este año y seguimos en pie de victoria? ¡Yo confío y siento que Dios tiene una victoria mucho más grande para ti y para mi!. Solo necesitaba preparar nuestras herramientas, maneras de ser y pensamientos… Porque con nuestra versión vieja, no iba a ser posible recibir los grandes milagros que Él tiene para nosotras.

Para planificar un sueño se necesita:

  1. Un Sueño: Que llena tu cuerpo de energía, de alegría, de pensarlo sonríes, te entra un miedo…y ahí es que viene tu armadura de pensamientos positivos. Para que el miedo no te frene de dar el primer paso.
  2. Un plan: Mi primera acción es LA ORACIÓN. Lo pongo en manos de Dios. Le pido, le entrego y confío. Poco a poco empiezan a abrirse y cerrarse puertas para llegar a donde Él quiere que vaya. Es increíble como se van dando las cosas en mi vida y le digo: “Es que esto solo lo pudiste haber hecho TÚ”. Yo creo que todo es posible en manos de Dios.
  3. Acción: ¡El primer paso es el más retador! Ese que te muestra que ya empezaste. Accionar, tocar puertas y luchar diariamente por eso que anhelas. Si estás consciente que se van a cerrar muchas puertas, los NO, no se convertirán en un impedimento. Muchas puertas se cerraron y no me lo tomé personal, simplemente no es mi puerta. Y quiero que lo veas así.
  4. Consistencia: Esta es la parte vital para que un sueño sea sostenible en el tiempo. Mantenernos firmes en la buenas y en las altas. No soltar la toalla por un inconveniente. Ser resiliente. Confiar y dejar que Dios te sorprenda siempre con el punto #2.

Luego que tienes claro esto:

  1. Ponte fechas reales para que eso suceda.
  2. Acciona diariamente para que te acerque a ese sueño. No es el resultado final sino el camino hacia ese sueño.

Espero dear, que este capítulo te de claridad y nuevo enfoque para el 2021.

Sorry, the comment form is closed at this time.